La curvatura de la muralla

ad1767parapeto-curvo-de-sant-jordi

Parapeto curvo del baluarte de Sant Jordi

Cristina Amanda Tur. Fotos: Joan Costa
Hacia el año 1570, cuando la fortaleza llevaba un cuarto de siglo en construcción, nuevas formas de hacer la guerra motivaron ya cambios en el diseño de baluartes y cortinas. Algunos de los tramos que se construyeron inicialmente con parapetos curvos (alamborados) se modificaron a lo largo de los años, como es el caso de los baluartes de Sant Bernat y Santa Tecla, donde se ha restaurado la forma curva o se ha excavado y recuperado esa curvatura original del proyecto del ingeniero italiano Giovanni Battista Calvi. El caso del baluarte de Sant Jordi es especialmente significativo porque en él se ha conservado prácticamente íntegro el parapeto curvo inicial, y ahora, con los trabajos de restauración que se están ejecutando, sólo ha habido que quitar algunas piezas añadidas para poder recuperarlo. Se trata,

ad1766detalle-restauracion-del-parapeto-en-sant-bernat

Detalle de la restauración del parapeto de Sant Bernat

además, de un parapeto alamborado usado con cañón a barbeta (descollando sobre el parapeto).
Y es que una muralla defensiva es mucho más que un muro para detener un ataque, y los parapetos son elementos claves para la seguridad de los defensores de la plaza. Quizás pocos se han fijado en tal detalle, pero a lo largo de las murallas de Eivissa, levantadas en periodos distintos y a veces restauradas y modificadas según las necesidades, existen distintos tipos de parapetos, de remates sobre las murallas, y cada uno de ellos se traduce en un tipo de defensa diferente. “Los parapetos varían mucho con los años, y se van adecuando a las necesidades de cada época y al tipo de armamento que se usaba”, resume el arquitecto Fernando Cobos, responsable del Plan Director de las Murallas y que trabaja actualmente en el baluarte de Sant Jordi. Asegura que es “muy raro que se conserven estos parapetos curvos y hay muy pocos ejemplos en el mundo”, una particularidad que ha influido en la decisión de recuperar y restaurar los existentes en los baluartes de Eivissa. En 1555, cuando se iniciaron las murallas, Calvi proyectó parapetos para cañones a barbeta, a batería (sabemos que eran a barbeta por la ausencia de vestigios de que existieran troneras), en los que quienes manejaban los cañones y los arcabuceros quedaban muy expuestos. La siguiente etapa evolutiva será el parapeto recto que podemos observar en otros baluartes, más alto para cubrir a los arcabuceros y con los cañones disparando a través de troneras.
La forma de los parapetos no era una cuestión baladí. Y no sólo la forma sino incluso también el relleno. Tras el proceso evolutivo de la curva a la recta, hay otro proceso en el que algunos tramos de parapeto pasan de ser rellenados con mortero a ser de tierra encintada; en algún momento los constructores se dieron cuenta de que en la obra de mortero los proyectiles de los fusiles enemigos rebotaban y podían alcanzar a los defensores de los baluartes, mientras que en tierra encintada, el proyectil acababa enterrado en la tierra. Este tipo de parapetos se ejecutaron ya en el siglo XVII o XVIII.

De la sección Coses Nostres de Diario de Ibiza:

http://www.diariodeibiza.es/pitiuses-balears/2017/02/12/curvatura-muralla/895982.html

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio marino. Éste es un trabajo que realizo, principalmente, con la colaboración del fotógrafo Joan Costa, con quien, en abril de 2017, he publicado el libro '101 flores de Ibiza y Formentera'. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en Arqueología, Historia, patrimonio y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s