Geometría estelar sobre Eivissa

DSC3581 (1 de 1)

el triángulo de verano sobre el faro des Moscarter.CAT

 

Cristina Amanda Tur @territoriocat

Habrá quien conozca Vega porque Carl Sagan la eligió como el punto concreto del firmamento desde el que se recibía una señal de vida extraterrestre codificada con imágenes del discurso de Hitler en los Juegos Olímpicos de Berlín. Habrá quien crea que el prolífico astrofísico se inventó la estrella como se inventó que esas imágenes de Hitler en el 36 fueron las primeras señales que llegaron al espacio desde la Tierra. Lo cierto es que Vega no sólo existe sino que fue la estrella polar unos 12.000 años antes de Cristo y volverá a serlo en un futuro lejano. Nunca se han recibido señales extraterrestres desde sus confines, pero es la estrella que se usa de referencia para fijar la magnitud, el brillo, de todas las estrellas del firmamento. 

Y Vega es también el punto superior del triángulo de verano, el asterismo celeste más notable de los meses de julio y agosto. “El triángulo de verano está formado por las tres estrellas principales de tres constelaciones distintas y es muy fácil de encontrar en el cielo, atravesado por la Vía Láctea”, explica el presidente de la asociación astronómica Club Newton, Pep Marcús. “Puede verse claramente a Levante, al este, ya a primera hora de la noche”, continúa, “y aunque en realidad es visible desde febrero hasta diciembre, sólo en verano, sobre todo en julio y agosto, puede verse tan bien y tan completo poco después de anochecer”. Especialmente espectacular es contemplarlo –por aportar una posición del triángulo desde Eivissa– cuando Vega alcanza la vertical del faro de es Moscarter, en Portinatx.

Los otros dos vértices de este triángulo son las estrellas Deneb y Altair. Y las tres, aunque desde la Tierra pueden verse como si estuvieran en un mismo plano, se encuentran a distancias distintas. Vega se halla a 25 años luz en la constelación de Lira, mientras que Altair, la más débil, en el Águila, está a 16 años luz (lo que significa que la luz que observamos de ella fue emitida por la estrella hace 16 años). Deneb, por su parte, es una rara supergigante blanca muy lejana, cuya distancia se calcula en unos 1.425 años luz de la Tierra. Se encuentra en la constelación del Cisne. “Es la estrella más lejana que es visible en el cielo a simple vista”, señala Pep Marcús. 

Cada una de las estrellas con sus correspondientes constelaciones tiene su historia mitológica. Lira forma parte del mito de Orfeo, el que amansaba a las fieras con su música. La constelación del Cisne, también llamada la Cruz del Norte (sa Creu del Cel en las islas), hace referencia a un ave amiga del hijo de Helios a la que, cuando él murió, los dioses situaron en el cielo para consolarla. La brillante estrella Deneb es la cola de ese cisne y la constelación destaca, astronómicamente, por los agujeros negros que se han descubierto en ella. La del Águila alude al mito del pastor Ganímedes, secuestrado por su belleza por un Zeus convertido en ave rapaz. Pep Marcús, sin embargo y respecto a esta tercera constelación, añade que el Águila, “entre otras mitologías”, representa también al ave que se comía el hígado de Prometeo por robar el fuego a los dioses, aquella a la que mató Hércules (Heracles), que también se encuentra representado en el cielo, junto a Sagitario, que puede simbolizar la flecha con la que el héroe griego mató al águila. Un mundo fantástico y complejo del que debe destacarse un mito de la cultura japonesa. 

“No podemos olvidarnos del Tanabata, una fiesta de las estrellas que se celebra en Japón rindiendo homenaje a una leyenda de la mitología oriental que habla de la princesa del cielo, Orihime, que se enamoró del pastor de las estrellas, Hikoboshi. El año pasado el Club Newton, para dar a conocer esta cultura, celebró su propio Tanabata en un recinto arqueológico de Mallorca, explicando a los asistentes la leyenda. La intención era hacerlo cada año”, explica el presidente del Club Newton, que considera la festividad “un sant Joan a la japonesa” y al que le gustaría potenciar en Occidente el conocimiento de esta leyenda y todo lo que a ella va asociado. Y la relación del cuento de la princesa y el pastor con el triángulo de verano es que ella está representada por la estrella Vega y él es Altair, separados por la Vía Láctea y por una maldición. Y cuenta la leyenda, con algunas variaciones según la fuente, que la Vía Láctea representa al río que los separa y que una sóla vez al año, el 7 de julio, los dos amantes pueden reunirse, con la ayuda de una bandada de grullas que con sus alas conforman un puente sobre la Vía Láctea.

Y más allá de la mitología, el triángulo guarda lo que Pep Marcús denomina “tesoros ocultos”, que otorgan al conjunto ya fantástico un aura de misterio esotérico. En el interior del triángulo puede encontrarse “un asterismo curioso que forma una percha invertida (cúmulo de Brocchi), entre Vulpecula y Sagitta”. También ‘nada’ dentro de la Vía Láctea y del triángulo la constelación del Delfín, Delphinus, una de las más antiguas que se conocen y que en Eivissa era antaño conocida como sa Dofinera. 

LA CLAVE. EL DESCUBRIDOR DE MUNDOS

Una región comprendida entre Deneb y Vega fue el campo de trabajo del observatorio espacial Kepler, lanzado en 2009 con la misión de buscar exoplanetas (planetas extrasolares que orbitan otras estrellas). El resultado fueron más de 2.000 exoplanetas localizados, la revelación de que los planetas rocosos como la Tierra y situados en zonas habitables son abundantes y la acumulación de un sinfín de datos que, a sólo año y medio del fin de la misión, aún se están analizando. 

De la sección Coses Nostres de Diario de Ibiza

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio natural. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s