El halcón más viejo de Eivissa

DSC_0554_00001@territoriocat
Hogar del águila pescadora que, a menudo, puede verse sobrevolando los estanques de ses Salines, la relación de es Cap des Falcó con las aves rapaces incluye un nombre que hace referencia a que, en el lugar, existió uno de los agres de falcons que se instalaron en la isla en la Edad Media para criar los halcones de los señores feudales. Y este criadero en concreto parece ser que pertenecía al pavorde de la catedral de Eivissa (el mayor cargo eclesiástico antes de la creación del Obispado).
Cap des Falcó, la punta acantilada del puig des Falcó y una de las siluetas más representativas del litoral pitiuso, guarda cierto parecido con la cabeza de un halcón y también es el hábitat de halcones peregrinos y de Eleonora. Esta colina cierra los estanques por el suroeste, mientras que, al otro lado, al noreste, los resguarda el macizo de es Corb Marí, con el puig Baix, de 163 metros de altura. En lo alto de es Corb Marí todavía pueden verse los restos de una de las baterías antiáreas que existieron en la isla durante la II Guerra Mundial. De hecho, en es Corb Marí se estableció el puesto de mando, desde donde se acabaron controlando las ocho baterías de artillería de la isla. El proyecto, además, preveía que la octava batería se instalara en Cap des Falcó, lugar idóneo tanto por la altura como por su situación, dado que la misión de tal enclave armamentístico era la protección del aeropuerto de es Codolar. Sin embargo, el presupuesto no alcanzaba para construir la carretera que los militares precisarían para acceder al lugar, coste al que había que sumar la ejecución de las obras en una zona elevada y escarpada, así que es Falcó se libró de los cañones y, finalmente, se eligió la mola de sa Caleta.
Si bien hoy es Corb Marí y es Falcó son las fronteras montañosas de los estanques salineros, no siempre han sido colinas ni siempre ha habido lagunas de sal a sus pies. En el Cuaternario estuvieron unidas por un cordón litoral a la cadena de islotes de es Freus y en otro periodo geológico, a consecuencia de una regresión marina, quedaron convertidas también en islas. Finalmente, en el Pleistoceno, al retirarse el agua, quedaron formados los primeros estanques de sal en la cuenca que quedó entre los cerros.
Es Cap des Falcó, con alrededor de 140 metros de alturas y su forma puntiaguda y abrupta, es la referencia paisajística más agresiva de es Codolar. Es un acantilado en continua erosión que es el origen de los cantos rodados, los còdols, que, desde el Jurásico y por efecto del oleaje, dan su particularidad y su nombre a la playa de es Codolar. Bajo el precipio se amontonan las rocas más grandes que se han desprendido, aún no convertidas en piedras, y dos de ellas, en el extremo de la curva que aún hay detrás del perfil del halcón, en la punta des Canal de s’Olla, han formado dos escollos con nombre, s’escull d’en Terra y s’escull de Fora.
En ‘Lo que Ibiza me inspiró’, el escritor Enrique Fajarnés Cardona alude al dicho ibicenco ‘Ser més vell que es Cap des Falcó’ asegurando que –al menos a mediados de los 80, cuando se editó el libro– “es frase común entre nosotros para ponderar la extrema senectud”. También señala que es usual ‘tenir memòria de falcó’.

De la sección Coses Nostres de Diario de Ibiza

http://www.diariodeibiza.es/pitiuses-balears/2018/05/19/halcon-viejo-ibiza/989904.html

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio natural. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en Historia, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s