La flor de las murallas

AB4644Si hay una planta que represente a las murallas de Eivissa, que crezca y prospere en ellas como ninguna otra, esa es la alcaparra o alcaparro (Capparis spinosa), también una de las más características de las islas del Mediterráneo. Para levantar la actual fortaleza, iniciada a mediados del siglo XVI, hubo que eliminar amplios huertos de alcaparras que rodeaban la antigua muralla medieval, pero la resistente planta sobrevivió al exterminio y prosperó asimismo en los nuevos baluartes y paredes. En las murallas renacentistas y en algunas torres de defensa es fácil encontrar estos arbustos, que, curiosamente, tienen en las piedras antiguas, además de en los acantilados, su hábitat predilecto. Antaño, los ibicencos se acercaban a Dalt Vila a recolectar sus frutos y sus botones florales, en tiempos en los que aún no existía una conciencia real sobre la necesidad de cuidar el recinto fortificado y antes de saber que tal planta, extendiéndose como hiedra venenosa por las piedras, podía poner en riesgo la solidez de los muros. Las alcaparras (tapareres en catalán) erosionan las paredes; sus raíces se introducen en las juntas de las piedras e incluso pueden hacer que se desprendan. Por ello, periódicamente, se elimina vegetación de las murallas para evitar que las plantas acaben cubriendo lienzos y baluartes. De esta forma, uno de los detalles más hermosos de las murallas, abundante en el Portal Nou, en la subida de sa Carrossa o detrás de la iglesia de Santo Domingo, y que en el mes de mayo ofrece grandes y hermosas flores blancas, es también una de sus amenazas.
alcaparras creciendo en las murallasEn ‘Plantas medicinales. El Dioscórides renovado’ de Pio Font Quer puede leerse que la alcaparra “abunda mucho en los muros de las Baleares y Pitiusas”. Y el escritor y político ilustrado Gaspar Melchor de Jovellanos cita en más de una ocasión la alcaparra en sus amplias descripciones del castillo de Bellver, donde estuvo preso, y en sus impresiones sobre la isla de Mallorca, dando fe de la relación de esta planta con los monumentos antiguos y de su importancia como una de las plantas características de Balears. Hablando de la primavera, escribe que es entonces “cuando la humilde alcaparra, ántes cobijada y esperando en acecho la salida de las gavillas, asoma á la tierra su verde cabeza, y tiende sobre ella sus largos y frondosos brazos, y los cubre de graciosas flores papilonáceas, que abriendo sus blandas alitas convidan las industriosas abejas para que vengan á libar el dulce néctar de su cáliz”. Las grandes flores de la alcaparra son inconfundibles. Poseen un cáliz de cuatro sépalos y una corola de cuatro pétalos blancos o rosados, de cuyo centro emergen los estambres, largos, numerosos y de un suave y hermoso color purpúreo. Las alcaparras que, habitualmente encurtidas, se usan para condimentar ensaladas son los capullos, los botones florales, de esta planta, aunque también se consumen sus frutos, los alcaparrones.

De la sección Coses Nostres de Diario de Ibiza:

http://www.diariodeibiza.es/pitiuses-balears/2017/06/03/flor-murallas/920270.html

La fotografía de la flor y parte de la información del texto se incluyen en el libro ‘101 flores de Eivissa y Formentera’

https://territorioibiza.wordpress.com/2017/04/27/101-flores-de-ibiza-y-formentera/

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio marino. Éste es un trabajo que realizo a menudo con la colaboración del fotógrafo Joan Costa, con quien, en abril de 2017, he publicado el libro '101 flores de Ibiza y Formentera'. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en Flora de Eivissa y Formentera, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s