Una orquídea exclusiva

AD0953

C.A.T. Foto: Joan Costa
Parece un colgante de terciopelo con un lazo rosa y un adorno de metal. Es la única especie de orquídea endémica de las islas y su nombre es Ophrys balearica. Aunque existe cierta controversia sobre si se trata de una especie propia o de una subespecie de Ophrys bertolonii, parece que la balanza, al menos sumando la opinión de los expertos del archipiélago, se decanta hacia la primera hipótesis. Esta orquídea fue descrita como especie endémica de Balears hace tan sólo veinte años, con los trabajos que sobre la flora de esta comunidad realizaron los botánicos Sáez y Rosselló, de la Universidad Autónoma de Barcelona y de la Universidad de Valencia y autoridades en la descripción y clasificación científica de los vegetales. El orquidiólogo belga Pierre Delforge había descrito esta planta como subespecie de la especie bertolonii siete años antes.
La mancha violácea y brillante del centro de su velloso y oscuro labelo es su seña de identidad, a lo que se añaden sus sépalos rosados y su ginostemo en forma de cabeza de pájaro (la pieza verde y amarilla sobre el colgante de terciopelo), que permiten una rápida identificación. De hecho, casi todas las especies de orquídeas silvestres, a pesar de las discusiones científicas sobre la categoría en la que englobarlas, tienen un aspecto inconfundible. Y, como el resto de este género, O. balearica atrae a los polinizadores con la estrategia del mimetismo; las peculiares flores de la categoría Ophrys han evolucionado hasta parecerse a insectos himenópteros, normalmente abejas y abejorros. Imitan a hembras y, por tanto, son polinizadas por machos. Hay incluso especies, las más sofisticadas, que combinan el engaño de su aspecto con la emisión de sustancias olorosas que se asemejan a las feromonas que usan para sus aproximaciones sexuales las especies de insectos a las que quieren atraer.
Su nombre común en catalán es borinot, también se conoce como orquídea abeja baleárica y florece desde el mes de marzo hasta junio en matorrales o bajo la sombra de los pinos. Las orquídeas silvestres que pueden hallarse en España está protegidas y no pueden arrancarse. Y concretamente las de Balears estuvieron incluidas antaño en el Catálogo Balear de Especies Vegetales Amenazadas. Sin embargo, tal protección desapareció en la actualización de 2005, donde sólo se mantuvieron dos especies que pueden hallarse en Mallorca. La familia de las orquídeas al completo, con el género Ophrys en ella, se incluye en el apéndice II del Convenio CITES (convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestre). Tal inclusión no significa que todas las poblaciones estén en peligro, sino que intenta evitar el mercado ilegal de plantas extraídas de la naturaleza, un problema que afecta principalmente a especies de grandes y llamativas orquídeas sudamericanas; las variedades europeas no tienen el mismo valor ornamental y pasan más desapercibidas. La flor de O. balearica mide unos tres centímetros, por lo que su peculiar delicadeza no es tan evidente como la exuberancia de color de una orquídea tropical. Su singularidad se aprecia a corta distancia o con una buena fotografía.

De la sección Coses Nostres del dominical de Diario de Ibiza

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio marino. Éste es un trabajo que realizo a menudo con la colaboración del fotógrafo Joan Costa, con quien, en abril de 2017, he publicado el libro '101 flores de Ibiza y Formentera'. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en Flora de Eivissa y Formentera, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una orquídea exclusiva

  1. Pingback: YA ESTÁ A LA VENTA EL LIBRO ‘101 FLORES DE IBIZA Y FORMENTERA’ | Territoriocat's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s