La nave de Tramontana

ad0662la-formacion-conocida-popularmente-como-el-champinon-esta-deberia-ser-la-grande

La roca conocida popularmente como el champiñón

C.A.T. Fotos: Joan Costa
Modesta e insignificante ante la gran roca bajo la cual se halla, como un antiguo barco desarbolado que se hubiera convertido en piedra al intentar alcanzar es Vedrà, el pequeño islote de sa Galera es, sin embargo, un espectacular bosque submarino. En su pelada, árida y estriada morfología no existen lagartijas, aunque la frecuentan gaviotas y cormoranes y en las orillas donde golpea el mar proliferan ya especies marinas que anuncian fondos llenos de vida. Al sur, descendiendo desde la pared del islote, en una suave pendiente que empieza a unos seis metros de profundidad y en la zona conocida como es freuetó de sa Galera, hay una pradera de posidonia en la que sobresalen, hacia el sureste, dos grandes piedras muy características. La mayor de ellas, a 14 metros de profundidad, es conocida como el champiñón por su peculiar forma y bajo su sombrero suele habitar un pulpo y siempre se encuentran corvinas.
Sa Galera no mide ni 90 metros desde sa Punta des Llebeig a sa Punta de Tramontana, entre el trozo de costa de es Vedrà que se extiende desde sa Platja de sa Galera y es Mac des Porxos. Su nombre se debe, probablemente, a la asociación de la forma o situación de la roca con la nave conocida como galera, que debió ser frecuente en el Mediterráneo siglos atrás. Lo cierto es que a lo largo de las costas de Eivissa y Formentera hay más de una decena de topónimos iguales. Incluso existe otro islote que ha recibido el mismo nombre, conocido también como sa Galera des Canar por encontrarse frente a esta playa, y el islote de sa Guardiola, al norte del puerto de Portinatx, se llamaba antiguamente como el navío de remos. También pueden citarse sa Punta de sa Galera de Sant Antoni, sa Galera des puig Nunó, Punta Galera en la costa de Sant Miquel o es Racó de sa Galera de Formentera.
OLYMPUS DIGITAL CAMERAMás allá del champiñón, la suave pendiente finaliza de forma abrupta y existe una pared que cae casi en vertical, una plataforma, que se extiende en el norte del islote y desde la punta de Tramuntana hacia es Vedranell y que desciende hasta más de 50 metros de profundidad hacia un fondo de arena. La pared hacia la parte norte de sa Galera, además de ser una zona donde las corrientes son habituales, es también una de las mejores áreas de las reservas naturales de es Vedrà, es Vedranell i els illots de Ponent para observar grandes bancos de barracudas, grupos de centenares de individuos cazando pequeños peces en el azul. Por otra parte, también hay que destacar que los fondos de sa Galera parecen los más afectados de toda el área marina de los islotes por el alga invasora Caulerpa cylindracea (antes conocida como C. racemosa); se extiende por el fondo, sobre las rocas, las esponjas y las guaridas de las morenas. Es prácticamente imposible fotografiar a los animales del ambiente bentónico, los del fondo marino, sin detectar la presencia de esta alga. Y aunque también se ha registrado la presencia de otra invasora, Lophocladia lallemandii, no puede compararse con la propagación de C. cylindracea, que resulta sorprendente y preocupante. Igualmente alarmante resulta la inexplicable mortandad de nacras que se ha producido este año en Eivissa y Formentera y que es especialmente evidente en sa Galera, uno de los puntos en los que los buceadores comenzaron a detectar el problema y donde resulta difícil encontrar una nacra viva.
El islote también es conocido como sa Galera de Tramontana, por su situación con respecto a es Vedrà y, a pesar de las frecuentes corrientes, se ha convertido en una de las inmersiones más conocidas por los buceadores de las islas.

(Publicado en la sección Coses Nostres de Diario de Ibiza)

ac9528corvinas-en-las-rocas-debajo-del-champinon

Corvinas en las rocas que se encuentran bajo el champiñón

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio marino. Éste es un trabajo que realizo, principalmente, con la colaboración del fotógrafo Joan Costa, con quien, en abril de 2017, he publicado el libro '101 flores de Ibiza y Formentera'. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s