Cuando Tanit tenía alas y leía el futuro

29/Septiembre/2015 Islas Baleares. Ibiza Museo arqueológico, Pieza encontrada en la cueva de Es Culleram, antiguo santuario púnico de culto a la diosa Tanit © JOAN COSTA

29/Septiembre/2015 Islas Baleares. Ibiza
Museo arqueológico,
Pieza encontrada en la cueva de Es Culleram, antiguo santuario púnico de culto a la diosa Tanit
© JOAN COSTA

Cristina Amanda Tur (CAT). Fotos: Joan Costa

Santuario y probablemente oráculo, a 150 metros sobre el nivel del mar y con vistas a Tagomago, Es Culleram estuvo en funcionamiento durante dos siglos y medio. Desde su descubrimiento, en el año 1907, ha sido objeto tanto de excavaciones como de expolios y explosiones de dinamita y muchas de sus piezas se hallan dispersas en diferentes museos y en colecciones privadas.

El santuario de Es Culleram tiene algo especial. Más allá de la certeza de que estaba dedicado a la diosa más importante del panteón púnico y de los misterios que aún, un siglo después de su descubrimiento, sin duda encierra, su singularidad radica en la gran cantidad de piezas originales que en él se encontraron. Destaca del inventario un millar de exvotos de forma acampanada que representan a la diosa y que son únicos en todos los yacimientos púnicos del Mediterráneo. En todas esas figuras, que suponen el 86 por ciento del material hallado en la caverna, Tanit porta un manto alado, una representación desconocida en la isla, aunque, en realidad, las alas son uno de los atributos más frecuentes de esta divinidad, que las hereda de la gran diosa alada de la Antigüedad, Isis, la Reina de los dioses de la mitología egipcia.
Un trabajo llevado a cabo por investigadores del Museo Arqueológico de Ibiza y de la Universidad de Sevilla, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y que está previsto que se publique en breve, ha logrado catalogar un total de 1.422 piezas, dispersas en distintos museos y colecciones privadas, de las que 1.114 son terracotas y 958 de ellas son las figuras acampanadas ya citadas (si se suman los fragmentos hay más de dos mil exvotos). Estas representaciones de Tanit, fabricadas con tierras de la isla, muestran, entre las alas plegadas de la diosa, motivos iconográficos como la flor de loto (el más frecuente y un motivo muy conocido en monedas acuñadas en la isla), la roseta, la palma, el creciente lunar o el caduceo, y algunas aún conservan restos de la pintura con la que eran decoradas. La teoría con más consenso sobre la cueva sostiene que todas estas figuras son representaciones de Tanit y eran piezas consagradas y adquiridas como ofrendas que, probablemente, eran quemadas y rotas en el transcurso de un ritual que incluía sacrificios de animales. Y la seguridad de que es a esta deidad a la que estaba dedicado el santuario la aporta una pequeña placa de bronce que un payés encontró en el año 1923 y que tiene dos inscripciones; la más antigua, de finales del siglo V o IV aC, apunta a la adoración de las divinidades asociadas Reshef-Melqart (anteriores a Tanit) y la del reverso, para el que seguramente se reutilizó una placa en desuso, indica que Tanit era la diosa tutelar del lugar y que había un grupo de sacerdotes a su servicio. En esta inscripción puede leerse el nombre de “Tanit la Poderosa y Gad”, y hoy, y es un dato que se incluye en el trabajo que pronto verá la luz, se interpreta que Gad puede hacer referencia a una de las características de Tanit, traduciéndose como “Tanit la Poderosa y de la buena fortuna”, teoría que refuerzan otras placas con inscripciones neopúnicas halladas en otros lugares del mundo y que aluden a la diosa como “fortuna del cielo”, lo que conferiría a su culto carácter de oráculo. Es decir, es posible que en Es Culleram no sólo se pidiera a la diosa que las cosechas fueran prósperas sino que también se le podría preguntar si lo serían. Un misterio menos, quizás. Al menos uno más que parece resuelto.

29/Septiembre/2015 Islas Baleares. Ibiza Museo arqueológico del Puig de's Molins en Ibiza. Pieza encontradas en la cueva de Es Culleram, antiguo santuario púnico de culto a la diosa Tanit. © JOAN COSTA

29/Septiembre/2015 Islas Baleares. Ibiza
Museo arqueológico de Puig de’s Molins en Ibiza.
Pieza encontrada en la cueva de Es Culleram.
© JOAN COSTA

El Museo Monográfico de Puig des Molins posee una copia de esta placa, ya que la original fue adquirida en 1929 por el Museo Arqueológico de Alicante. Y todos los intentos que se han hecho por recuperarla, explica el actual director del museo ibicenco, Benjamí Costa, han resultado infructuosos. Costa considera que los museos arqueológicos deberían exponer piezas exclusivamente halladas en el lugar en el que tienen su sede. Sin embargo, buena parte de las piezas de Es Culleram se hallan en museos de la Península y en colecciones privadas.
Mayores problemas de interpretación entraña la figura quizás más desconcertante que se ha hallado en la caverna. Se trata de una terracota que parece totalmente ajena al culto de la cueva y que representa a un individuo al parecer masculino tocado con una especie de capucha con cuernos. No se conoce ninguna otra pieza similar en todo el orbe feniciopúnico y sólo se puede especular sobre ella. Probablemente está fabricada en la isla, y sólo quizás la encargara un devoto de la poco conocida deidad Baal de los dos Cuernos. El cornudo está actualmente expuesto en el museo de Puig des Molins, ya que forma parte de la colección Sáinz de la Cuesta, la única serie del museo que incluye piezas de Es Culleram ; el resto de las obras se hallan guardadas en los almacenes del edificio y está previsto que sean expuestas cuando se reabra el museo arqueológico de Dalt Vila. Si se cumplen las previsiones, augura Benjamí Costa, las obras podrían comenzar en primavera y la sala ser inaugurada en tres años. Las piezas de la colección Sáinz de la Cuesta, por otra parte, y aunque pertenecen a distintos yacimientos, no pueden separarse de una manera arqueológicamente racional porque en la donación al Estado, en el año 62, se exigió como requisito que todas las obras debían exponerse como un conjunto hasta que desapareciera el último de los nietos de Sáinz de la Cuesta. Actualmente, y para evitar situaciones como ésta, no se admiten las donaciones condicionadas.

29/Septiembre/2015 Islas Baleares. Ibiza Museo arqueológico del Puig de's Molins en Ibiza. Pieza encontradas en la cueva de Es Culleram, antiguo santuario púnico de culto a la diosa Tanit. © JOAN COSTA

29/Septiembre/2015 Islas Baleares. Ibiza
Museo arqueológico del Puig de’s Molins en Ibiza.
Pieza encontradas en la cueva de Es Culleram, antiguo santuario púnico de culto a la diosa Tanit.
© JOAN COSTA

Hay otros misterios asociados a Es Culleram, y uno de ellos es un curioso robo perpetrado en el museo a principios de los 80. La pieza robada es un pequeño león de marfil, chamuscado y deteriorado, que desapareció de una vitrina cerrada con dos candados y en la que también se exponían los medallones de oro, más valiosos, que corresponden a los hallazgos de Es Culleram. Aunque se investigó a un grupo de italianos que había visitado el museo y a pesar del misterio de que los candados de la vitrina estaban intactos, Benjamí Costa considera que la pieza pudo ser robada por un coleccionista de leones, alguien a quien no le importara el valor sino la simbología. El león, por cierto, tampoco es atributo raro en la diosa Tanit, ya que era el animal representativo del carácter guerrero de las diosas orientales.
Monedas del dios Bes, pebeteros y restos de los cuchillos y vajilla que se usaban durante los rituales forman parte también del inventario de restos de Es Culleram, de los que, asimismo, debe destacarse una veintena de figuras planas copiadas de originales greco-siciliotas relacionados con Deméter, lo cual podría hace sospechar que el culto a esta diosa griega se introdujera en el mundo púnico, pero es más probable (aunque este tema también divide a los investigadores) que se trate de un préstamo exclusivamente iconográfico; los moldes habrían llegado a Ibiza desde Sicilia y aquí las imágenes seguirían representando a Tanit, aclara Benjamí Costa. La lista de piezas halladas en la gruta se completa con cuatro figuras de diosas entronizadas, dos medallones de oro y un fragmento de uno de plata y siete pesos de redes y un escandallo de plomo que se consideran ofrendas de pescadores para pedir a la diosa que las capturas fueran buenas.
La cueva de Es Culleram fue declarada Bien de Interés Cultural en 1994 y es propiedad del Consell desde el 97. Y aunque fueron los siglos III y II aC los años de apogeo del santuario y que su culto acabó, probablemente, al hundirse la gruta por causas naturales, en la actualidad aún son muchos los visitantes que dejan sobre una roca, a modo de altar, lo que ellos entienden como ofrendas.

Publicado en Diario de Ibiza

http://www.diariodeibiza.es/pitiuses-balears/2015/10/10/tanit-tenia-alas-leia-futuro/798607.html

Y un enlace a la web del fotógrafo seguido de dos fotos más de Es Culleram:

http://www.joancostaphoto.com/#!/index

29/Septiembre/2015 Islas Baleares. Ibiza Cueva de Es Culleram, en Sant Joan, antiguo santuario púnico de culto de la diosa Tanit. © JOAN COSTA

29/Septiembre/2015 Islas Baleares. Ibiza
Cueva de Es Culleram, en Sant Joan, antiguo santuario púnico de culto de la diosa Tanit.
© JOAN COSTA

29/Septiembre/2015 Islas Baleares. Ibiza Museo arqueológico del Puig de's Molins en Ibiza. Pieza encontradas en la cueva de Es Culleram, antiguo santuario púnico de culto a la diosa Tanit. © JOAN COSTA

29/Septiembre/2015 Islas Baleares. Ibiza
Museo arqueológico del Puig de’s Molins en Ibiza.
Pieza encontradas en la cueva de Es Culleram, antiguo santuario púnico de culto a la diosa Tanit.
© JOAN COSTA

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio marino. Éste es un trabajo que realizo, principalmente, con la colaboración del fotógrafo Joan Costa, con quien, en abril de 2017, he publicado el libro '101 flores de Ibiza y Formentera'. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en Arqueología, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s