El otro efecto mariposa

Cristina Amanda Tur (CAT).- Primero fueron las abejas y ahora tendremos que preocuparnos de la desaparición de las mariposas. En zonas de Centroeuropa con menor riqueza ‘lepidóptera’ que el Mediterráneo, ya se ha constatado que especies generalistas están en regresión, mientras que en el área mediterránea “estamos en el principio del proceso que acabará con la desaparición completa de algunas especies”. El cambio climático, la progresiva aridez del suelo y la reconversión a una agricultura intensiva con uso de insecticidas son las causas del declive.

Si una mariposa bate sus alas en Japón, puede provocar un tsunami al otro lado del mundo. La teoría del caos nos explica como pequeñas variaciones, tan aparentemente inocentes como el aleteo de una mariposa, pueden provocar grandes cambios en un sistema. El meteorólogo Lorenz nos lo explicó con un poético ejemplo y ahora su metáfora podría adquirir una nueva lectura con la conclusión a la que han llegado investigadores del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF). Y es que, según sus previsiones, y si pequeñas variaciones no previstas en el sistema no lo impiden, las poblaciones de lepidópteros del Mediterráneo podrían descender de forma preocupante y algunas especies podrían llegar a desaparecer de nuestros campos por completo. En primer lugar, explica el investigador Constantí Stefanescu, coordinador del ‘Butterfly Monitoring’, desaparecerán las especialistas, más sensibles por tener más limitadas sus preferencias y hábitats, y luego serán las especies generalistas las que empiecen a desaparecer, aunque en Centroeuropa ya se ha detectado el descenso de poblaciones de generalistas. Estamos solo al principio de un proceso, asegura. Ya el año pasado, los investigadores constataban el descenso de poblaciones de vanessa de los cardos, una especie muy extendida y común en las islas Baleares.

 Ahora, además, con los datos de las observaciones desde 1994 a 2008, y sobre todo centrándose en Catalunya y Andorra, los investigadores del Museo de Granollers-Ciencias Naturales y el CREAF aseguran que estamos a un paso de ver el descenso de poblaciones de las mariposas conocidas como doncellas, del género Melitaea. Asimismo, ponen como ejemplo a la reina cebrada, Iphiclides podalirus, una especie que puede hallarse en un amplio rango de altitudes, aunque no ha sido encontrada en las Pitiüses (sí hay algunas referencias en Mallorca). Siguiendo el ejemplo de la cadena de la causa-efecto, esta mariposa está muy ligada a los árboles frutales por lo que su población se verá afectada por el uso de insecticidas en las plantaciones. Usando las mariposas como bioindicadores y siguiendo esta forma del efecto mariposa, no tardaremos en ver en los lepidópteros las consecuencias de años de urbanización y construcción y del cambio de una agricultura más respetuosa con el medio a una intensiva con utilización de fertilizantes e insecticidas. El cambio climático, la aridez del suelo y los cambios en su uso son los factores más importante del declive lepidóptero.

Hay que tener en cuenta que las grandes polinizadoras que son las mariposas son excelentes bioindicadores para estudio por algo más que su sensibilidad a las alteraciones del medio; también por la facilidad de distinguir especies, su visibilidad y su atractivo (muy útil cuando se quiere dar a conocer los estudios a un público no experto), pero es probable que el descenso de poblaciones se dé también en otros insectos. Y existe el peligro de que ese proceso de descenso de poblaciones que justo estamos empezando a descubrir pueda llegar a un punto en el que, por la interacción de factores climáticos y la acción del hombre en el uso del suelo, se acelere.

El proyecto ‘Butterfly Monitoring Scheme’.

Ibiza y Menorca participan con el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF) de Catalunya en un proyecto de seguimiento de mariposas que permite conocer la evolución de las poblaciones y las especies existentes (Mallorca lleva a cabo estudios similares pero al margen del CREAF). Eivissa es la estación 74 y recientemente, acabada la campaña, sus responsables han trasladado todos los datos obtenidos al centro, donde deberán analizarlos y podrán determinar los cambios que se puedan estar produciendo. Los datos serán ahora comparados, aunque ya en años anteriores estos datos unidos a los de Catalunya confirmaban el descenso de poblaciones.

mariposas maquetada

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio marino. Éste es un trabajo que realizo, principalmente, con la colaboración del fotógrafo Joan Costa, con quien, en abril de 2017, he publicado el libro '101 flores de Ibiza y Formentera'. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en Fauna de Eivissa y Formentera, Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s