Las islas del dios Leopardo

Al departamento de Pediatría de la Universidad de Georgetown se le ocurrió investigar la consideración que los enanos tenían en el antiguo Egipto, dadas las múltiples representaciones enanas que existen, para llegar a la conclusión de que los egipcios no sólo no consideraban la acondroplasia como una desgracia, sino que incluso respetaban como mágicos o sabios a quienes la sufrían. Por ello, veneraban a dioses enanos como el Bes que da nombre a Eivissa y, posiblemente, a las Pitiüses. Y es que el nombre que aparece escrito en algunas monedas de Bes de los fondos del Museo Arqueológico está en plural, por lo que los expertos consideran que hace referencia a las dos Pitiüses como territorios dedicados a esta divinidad

 Podríamos esperar que Ibiza, Eivissa –Ibosim, la isla del dios Bes– dispusiera de una destacada colección de representaciones de esta deidad procedente del antiguo Egipto. Sin embargo, no es así, y en Cerdeña, por ejemplo, hay más restos que en las Pitiüses, lo que no quiere decir que no existieran.

El Museo Arqueológico de Eivissa cuenta sobre todo con monedas acuñadas con la efigie del dios enano, y algunos historiadores suponen por ello que Bes era la imagen de alguno de los templos que existieron en la ciudad. Hay amuletos en piedra o pasta vidriada y escarabeos (amuletos con forma de escarabajo pelotero, símbolo de la resurrección en la mitología egipcia), y podemos destacar un diminuto talismán de hueso con el rostro de Bes por un lado y un león en el reverso. Hay también placas o moldes de la deidad, como los que se encontraron en la necrópolis de Puig des Molins en las excavaciones de 1929. Y una placa hallada en 1981 entre los restos del taller de alfarería de época púnica que hubo en ses Figueretes. Esta placa es la única pieza que no ha salido de una tumba, lo que Benjamí Costa, conservador del museo, resalta porque hay que tener en cuenta que Bes no era precisamente un dios funerario, sino el protector del amor, de los nacimientos, de las embarazadas y del sueño, un dios algo bufón que danzaba y sacaba la lengua para ahuyentar espíritus. Sin embargo, lo cierto es que hasta en la tumba de Tutankhamon se han encontrado representaciones del enano, pero es que como protector del sueño, también debía serlo del sueño eterno, una hipótesis que Josep Padró exponía en el informe sobre el dios Bes que se publicó en 1978 en el primer número de la revista ‘Fonaments’.

Aunque no tenga lo que se dice un estilo muy egipcio, Bes llegó a ser uno de los dioses más populares de la civilización del Nilo, pero hasta los primeros egiptólogos se preguntaron qué pintaba allí un dios enano. Y no fue el único. Hity y el Ptah Pateco, por ejemplo, también lo eran.

Los investigadores de la Universidad de Georgetown han examinado los restos biológicos y las evidencias artísticas del enanismo y han llegado a la conclusión de que la imagen de los acondroplásicos era especialmente positiva en el antiguo Egipto. La sociedad los aceptaba sin considerar su condición ni como un impedimento físico ni como una deformidad. Es más, los amuletos y estatuillas imitando las formas de los acondroplásicos y los textos de los papiros que invocan sus poderes mágicos permiten señalar que se les atribuía cierto valor de talismán.

Las representaciones pictóricas de enanos en las tumbas o en jarrones y las esculturas revelan que los enanos eran empleados como asistentes personales, supervisores del lino, cuidadores de animales, joyeros, bailarines, artesanos y anfitriones en celebraciones.

Volviendo a los enanos divinos, fueron los fenicios quienes expandieron el culto a Bes por el Mediterráneo. Lo conocieron en Egipto, pero todos los indicios apuntan a que su origen se encuentra en el África interior. Su nombre se relaciona etimológicamente con el leopardo y, de hecho, se le representa en ocasiones con la piel tatuada a imitación de estos felinos, e incluso con rabo. Así, las Pitiüses, islas del dios Bes, podrían ser las islas del dios Leopardo, o algo así. No suena nada mal.

 ICONOGRAFÍA. EL ENANO DE LA SERPIENTE

La práctica totalidad de las monedas púnicas ibicencas tienen en el anverso la figura de Bes, y en las monedas tardías el nombre Ibosim aparece en plural, lo que para algunos expertos puede significar que se refiere a las dos islas, Eivissa y Formentera, como islas del dios Bes. La iconografía de esta deidad es variada, pero siempre es un personaje enano, barrigudo, con barba y algo bestial. A veces lleva un penacho de plumas y un taparrabos. Otras lleva un arpa en las manos o una serpiente. Hasta el dios Horus fue representado en la figura de un Bes itifálico con cuatro brazos y cuatro alas para ahuyentar animales peligrosos. El rostro del dios Bes es hoy el logotipo del Museo Arqueológico de Eivissa.

Cristina Amanda Tur (CAT)

En el siguiente enlace, la página, maquetada, tal como se publicó en el semanario Prensa Pitiusa

El dios enano

Anuncios

Acerca de territoriocat

Cristina Amanda Tur (CAT). Licenciada en Ciencias de la Información y diplomada en Criminología Superior. Compagino periodismo y criminología con la novela policíaca. En periodismo, he pasado de la sección de sucesos (sin abandonarla completamente) a realizar un periodismo divulgaltivo, de temas científicos y sobre el patrimonio natural, histórico, arqueológico y cultural de las islas, con especial atención a la divulgación del patrimonio marino. Éste es un trabajo que realizo, principalmente, con la colaboración del fotógrafo Joan Costa, con quien, en abril de 2017, he publicado el libro '101 flores de Ibiza y Formentera'. He publicado una decena de libros. Entre ellos 'El hombre de paja. El crimen de Benimussa', dedicado al cuádruple asesinato que tuvo lugar en Ibiza en 1989, en un ajuste de cuentas del cartel de Medellín.
Esta entrada fue publicada en Arqueología, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s